Consulta Gratuita  telefono 444 8475

wapp 316 626 14 47 Obtenga Ayuda Inmediata

Una Bebé de 13 meses murió en Medellín luego de que le negaran atención médica

Valora este artículo
(8 votos)

La niña Guadalupe Uribe Mesa ingresó al servicio de urgencias de ese centro médico el pasado domingo. La madre de la menor, Dora Lilia Uribe, describe en la denuncia: “nos identificamos y solicitamos atención inmediata dado que mi niña tenia vómito, diarrea constante y dificultad para respirar”.

Guadalupe fue llamada para el triage dos horas más tarde, y fue atendida por un enfermero que la clasificó en triage III, que, de acuerdo con el Ministerio de Salud, significa que el paciente “necesita un examen complementario o un tratamiento rápido pues su situación puede empeorar si no se actúa”.

A pesar de ver que la niña necesitaba atención de urgencias, el Instituto Neurológico de Colombia decidió negarle la atención pues ella se encontraba inactiva en su EPS, Sura. Al respecto, la mamá de la menor, que se había quedado sin trabajo un mes antes, relata:

“A los 10 minutos nos llama la recepcionista y nos requirió por que la niña no aparecía afiliada a SURA, y nos dijo que no podrían prestar el servicio por la EPS, que la única manera por la que podrían prestar el servicio que requería la niña sería particular y que tendría que pagar la cuenta, lo cual era imposible para nosotros que somos de bajos recursos. Adicionalmente el padre de la niña no estaba conmigo ya que su madre había fallecido ese día”.

Dora Lilia, con desconocimiento de la obligación legal que tiene la institución de brindarle atención a la niña aunque no tenga EPS, decidió irse para su casa y, con el poco dinero que tenía, le compró un tarro de suero esperando que eso lograra recomponerla. Durante la noche, la mamá de Guadalupe la cuidó y le dio suero, pero la niña no parecía mejorar. Fue a las 7:30 de la mañana cuando la situación se salió de las manos de la mujer, que, sin dinero, tuvo que coger un taxi y llevar a la niña a la Clínica Soma.

“La observe sin aliento y con la vista un poco perdida, de inmediato salí corriendo y le dije a un taxi que no tenía dinero, y él accedió a llevarme dado el estado en que observó a la niña”, relata la mujer.

Una vez en la Clínica Soma, los médicos la atendieron de inmediato e intentaron reanimarla pero, lastimosamente, no pudieron hacer nada por ella. La niña había fallecido.

Por el momento, se cree que la causa de la muerte fue un paro cardio respiratorio. Sin embargo, según explica Sebastián Gómez, abogado de la familia, Medicina Legal está haciendo valoraciones.

En medio del shock por la muerte de su bebé, Dora Ligia fue interrogada en la Clínica sobre los antecedentes de Guadalupe. Luego de que contara todo lo que había que tenido que atravesar ese día, los médicos de esa institución le explicaron que se trataba de una grave negligencia.

“Dijeron que era muy grave porque a la niña no le pudieron haber negado la atención y que si la hubieran atendido estaría con vida”, explica la señora Uribe.

La trabajadora social de la Clínica Soma le dijo a Dora Lilia que iba a indagar las razones por las que el Instituto Neurológico de Colombia había decidido negarle la atención a Guadalupe. Ella, por su parte, fue hasta ese centro médico y reclamó la historia Clínica.

Luego de que en el Instituto intentaran distraerla asegurando que necesitaban una orden judicial para entregar el documento, según denuncia la madre de la menor, ella tuvo que recurrir a acompañamiento de abogados para exigir que en el Instituto cumplieran su pedido.

A Dora Lilia le entregaron en total dos historias clínicas, una de ellas “gravemente alterada”, según puede leerse en su denuncia. Inicialmente, le hicieron entrega de un documento que aseguraba que había ido a urgencias el 20 de febrero por “gripe y diarrea”, y que había sido atendida por una enfermera. Ninguno de esos enunciados corresponde a la realidad.

Luego, tras exigir corrección, le entregaron una historia clínica que sí coincide con los hechos: por un cuadro clínico que requiere atención prioritaria.

LO QUE EXIGE LA FAMILIA

Los padres de Guadalupe exigen que se investiguen los hechos “con el fin de que se llegue a conocer la verdad de lo sucedido y se determine la grave negligencia y falta de transparencia del Instituto Neurológico Colombiano”.

Así mismo, piden que se investigue a la EPS Sura. Al respecto, el Abogado Asociado Sebastián Gómez junto con el equipo medíco Especializado adscrito a la Firma, explicaron que la intención con esta petición es que se investigue si la recepcionista que le informó a la mamá de Guadalupe que no podían atenderla tomó esa decisión por sí misma o se comunicó con la Entidad antes de negar el servicio a la menor.

La familia exige la atención de las autoridades para que hagan las investigaciones respectivas y tomen las medidas que correspondan, de manera que “estos nefastos hechos no le vuelvan a suceder a ningún paciente dentro de esa institución, especialmente niños”. (fuente minuto30) 

 

Visto 3976 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Enero 2017 22:06

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logoCW-estrategias2